Entrada destacada

Melior finis quam principium

Se acabó . No tiene sentido seguir con este blog en la era de las redes sociales y de lo que vendrá. Desde ahora, trasladaré mis perpleji...

sábado, 24 de diciembre de 2016

Feliz Navidad 2016

Los años pasan, son ya once desde que nació este blog. Esta noche, el que nace es Jesús, nada más y nada menos que Dios hecho Hombre. Asombroso, escandaloso, absurdo... ¡Real! Por esto y por todo lo que supone, he empezado desde el año pasado a poner una entrada dedicada a felicitar la Navidad.

He aprovechado uno de los Belenes de mi amigo Rafael Doblas, historiador, decorador, restaurador, ¡artista!, del que ya he hablado en alguna ocasión. Se trata de uno de los Belenes que cada año pone en Córdoba, uno de esos que ganan siempre el primer premio de los concursos correspondientes, porque recorrer los muchos que Rafa instala en Encinas Reales, Córdoba, Moriles y otros lugares de Andalucía es un gozo para los sentidos, tanto si se tiene fe como si no (mejor si se tiene, claro está).

Se trata del Belén instalado en el restaurante Caravasar de Qurtuba en 2014. ABC Córdoba se hizo eco de esta instalación.


Además, este año quiero felicitaros también con una propuesta para el año nuevo 2017: TENDER PUENTES. Así sigo la moda de felicitar la Navidad con vídeos, la moda del vídeo "Naviral":



LO DICHO: ¡FELIZ NAVIDAD!

lunes, 19 de diciembre de 2016

¿Con IVA o sin IVA?

Con el IVA (impuesto del valor añadido) a cuestas, así andamos. Nadie lo pone en duda, y eso que lo del "valor añadido" es uno más de esos conceptos acuñados bastante artificialmente con fines recaudatorios.

Lo que se pone en duda es el porcentaje de IVA aplicable en según que casos, por ejemplo, en lo relacionado con la cultura. Y esta es otra: ¿qué abarca el concepto de cultura, en tiempos en que la palabra se aplica a cualquier cosa, desde las artes clásicas hasta las alineaciones futbolísticas, pasando por el esfuerzo, por ejemplo?

Ya que hablamos de cultura, el gobierno de mi atribulado país ha decidido bajar el IVA a algunas actividades o productos "culturales", en un intento de congraciarse con un "mundo" reducido pero muy influyente, y demostrar así indefectiblemente su interés por la cultura. Ahora bien, ¿no habría que hablar al mismo tiempo de las subvenciones?

El "mundo de la cultura" está ampliamente subvencionado, y la reivindicación de mayores ayudas públicas y facilidades para las ayudas privadas (el patrocinio) es aún más sonora que la del IVA; aunque menos icónica por ser más compleja.

Me pregunto: si se baja el IVA "cultural", ¿de dónde sacamos el dinero para las subvenciones a esa misma "cultura"? Si el "mundo de la cultura" vive cada vez más de la subvención y genera cada vez menos recursos propios, ¿cómo preservará su independencia?