Entrada destacada

Melior finis quam principium

Se acabó . No tiene sentido seguir con este blog en la era de las redes sociales y de lo que vendrá. Desde ahora, trasladaré mis perpleji...

domingo, 26 de noviembre de 2006

Tres corazones

Bellamente canta Antonio Orozco a la paternidad:

Tres corazones
Tengo tres corazones
Uno el mío
Otro el tuyo
Y un tercero que nos da tirones

miércoles, 22 de noviembre de 2006

Paradoja relativista

Es lo que tiene el relativismo, que si se aplica a sí mismo se desautoriza.

En una entrevista publicada hoy, el respetadísimo pensador italiano Gianni Vattimo asegura que "la era de las certezas se ha acabado".

Pues si la era de las certezas se ha acabado, ¿cómo podemos afirmar con certeza que la era de las certezas se ha acabado?

Ya es famoso el aserto de que "toda generalización es falsa, incluida esta".

O no.

martes, 21 de noviembre de 2006

G.B. Shaw y G.K. Chesterton

Esta es la carta que acabo de enviar al director de mi diario de referencia:

Señor Director:

Estoy leyendo estos días una biografía apasionante del escritor, periodista y polemista Gilbert K. Chesterton; una de las cosas que más me llaman la atención es la amistad tan profunda que existía entre G.K.C. y el dramaturgo George Bernard Shaw, a pesar de sus tan diferentes puntos de vista y de los acalorados debates que mantenían, en los que con frecuencia tiraban a degüello.

El propio Chesterton decía que era incapaz de odiar algo que no fuera una idea.

Viene esto a cuento del despliegue de opiniones sobre el arzobispo de Granada que hizo su periódico el lunes pasado, y del sesgo de algunas de las informaciones que sobre sus actuaciones están dando los medios de comunicación locales. Con demasiada frecuencia se está maltratando a la persona en lugar de debatir o confrontar sus ideas y actuaciones con argumentos.

Me parece que tenemos que aprender mucho de los polemistas ingleses de principios del siglo XX, sobre todo que no son las ideas las dignas de respeto, sino, siempre, las personas que las sustentan.

lunes, 20 de noviembre de 2006

Control de natalidad

"Es algo sucio a la luz de los instintos;
es innatural en relación con los afectos; es parte de un intento general de manejar al pueblo llano con rutinas de medicina y curanderos de una ciencia que apesta; está mezclada con una idea marrullera de que las mujeres son libres cuando sirven a sus patronos, pero esclavas cuando ayudan a sus maridos; ignora la existencia misma de hogares auténticos en los que la prudencia viene de la libertad y del mutuo acuerdo".

G.K. Chesterton, enero de 1927

Sigue siendo lo mismo.

La verdadera Iglesia

"No necesitamos, como dicen los periódicos, una Iglesia que se mueva con los tiempos. Necesitamos una Iglesia que mueva al mundo. Necesitamos una Iglesia que lo aparte de muchas de las cosas hacia las que ahora se inclina, por ejemplo, del Estado servil. Para cualquier Iglesia será esta la prueba histórica de si es o no la verdadera Iglesia".

G.K. Chesterton, 1921.


Seguimos igual.

jueves, 16 de noviembre de 2006

Hecer a medias, y deshacer

"La anticoncepción es hacer el amor sin hacer el niño; la fecundación in vitro es hacer el niño sin hacer el amor; el aborto es deshacer el niño, la pronografía es deshacer el amor".

Cardena Alfonso Lopez Trujillo. Presidente del Consejo Pontificio para la Familia.

miércoles, 15 de noviembre de 2006

Autocensura

Parece ser que nuestro insigne presidente del Gobierno, engolfado en la sublime misión de la Alianza de Civilizaciones, ha propuesto que Europa se autocensure para no ofender a los musulmanes.

Y digo yo, ¿no podría proponer que Europa se autocensure para no ofender... en general, a nadie?

lunes, 13 de noviembre de 2006

Los valores de Los Lunnis

Según el reportaje que tengo delante, los personajes del programa infantil "Los Lunnis" "intentan transmitir tres conceptos fundamentales: el sentido de la convivencia pacífica, la tolerancia con la diversidad de opiniones -todas igualmente válidas- y el respeto horizontal, no basado en jerarquías".

Me parece bien que se fomente la convivencia pacífica, aunque me parece poco, preferiría que se fomentase una actitud positiva hacia el bien del otro, llámesele solidaridad o caridad o como se le llame.

Me parece preocupante, en cambio, que se fomente eso del respeto horizontal, que puede socavar -aún más-, el concepto de autoridad.

Pero me parece peor que se transmita la idea de que todas las opiniones son igualmente válidas. Sin entrar en la manida tergiversación del término tolerancia, me inclino a pensar que podría llegar a resultar terriblemente peligroso que nuestros niños crezcan aprendiendo a ignorar la verdad.

Para colmo, resulta que "todos los guionistas del programa tienen una formación docente en su currículo, pero (sic) además cuentan con el asesoramiento del departamento de Psicología de la Universidad Autónoma de Barcelona".

Pues aviados estamos.

sábado, 11 de noviembre de 2006

Descontentos

Ayer, paseando, leí: "quisiera cambiar el pasado que construí mal y que me hace yorar". La pintada estaba en la estructura de un tobogán infantil; un poco pronto me parece para arrepentirse.

Hoy leo: "Cameron Díaz quiere otra nariz". A pesar de ser uno de los rostros más admirados, una nariz le parece poco, quiere un par de narices.

Tenemos de todo; pero seguimos insatisfechos.

Ortodoxia

Se ve que viene de antiguo, porque ya lo dijo Chesterton en 1908: "Había empezado a descubrir que, en todo aquél sumidero de herejías inconsistentes
e incompatibles, la única herejía imperdonable era la ortodoxia
".

viernes, 10 de noviembre de 2006

Ser Dios

El obispo de Huesca y Jaca, monseñor Jesús Sanz Montes, ha dicho que con el reciente Proyecto de Ley sobre Investigación Biomédica que impulsa el Gobierno "se pretende tomar el lugar de Dios porque se juega con la vida, decidiendo quién vive y quién no".

Habrá alguno que considere jugar a ser Dios un logro; pero en realidad es una tragedia, porque no lo somos.

Cambio sexual y rigor legal

Un editorial del día 8 de mi diario de referencia, "Cambio sexual y rigor legal", comenta la aprobación de la "Ley reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas" -que permite, en definitiva, cambiar de sexo en el registro civil sin operación médica previa- lamentando que no haya un mayor contrl para evitar posibles fraudes.

No puedo dejar de sorprenderme de que a estas alturas se sigan justificando determinadas leyes con la excusa de rigurosos límites y controles. Por supuesto que debería existir ese mayor rigor en el caso de la como muy bien apunta su periódico; pero ¿de qué serviría pedir informes médicos y psicológicos y otras medidas de control sin una voluntad política de aplicarlas?

Para lo mismo que los informes médicos y psicológicos y demás controles del caso, por ejemplo, del aborto por riesgo para la salud de la madre, responsable del noventa y pico por ciento de los 85.000 abortos del año pasado.

Para nada.

jueves, 9 de noviembre de 2006

Candor científico

Sería enternecedor sino fuera un asunto serio. Yo supongo que es que no se dan cuenta.

Un reportaje a doble página de mi diario de referencia recoge las declaraciones de cuatro científicos que desmontan un puñado de falsas creencias, del tipo del valor predictivo de las témporas, la existencia de extraterrestres o la de monstruos como Nessie o el Yeti (lástima).

Reivindican un "pensamiento científico y crítico" para todos los seres humanos -cosa que comparto-, y denuncian que "los esquemas educativos y de poder en general (económico, político, religioso, mediático) tienden a reprimir la capacidad cuestionadora". Urge promover -dicen- "desde la escuela, desde los medios y desde la familia, esa misma actitud (científica y crítica) ante todas las afirmaciones para las que se nos exige una creencia ciega, sean paranormales, religiosas, comerciales o políticas".

Resulta curioso que se asocie el pensamiento crítico con el científico y se lo enfrente, en cambio, con el poder económico, político, religioso o mediático, como si la ciencia fuera inmaculada.

Más curioso que se exija cautela y desconfianza ante lo paranormal, religioso, comercial o político y no ante lo científico, como si estuviera fuera de toda duda.

Y más aún cuando, por ejemplo, basta pasar la página de ese mismo reportaje en ese mismo diario para encontrarse con este titular: "El elixir de la eterna juventud. Científicos y laboratorios compiten en la búsqueda de una píldora que combata los efectos de la vejez en las personas. Experimentos con monos y ratones han disparado el optimismo".

Que le pregunten al coreano ese de la clonación.

sábado, 4 de noviembre de 2006

Abismo

Cada vez me parece mayor el abismo entre los políticos y los ciudadanos de a pie. En España se ha desatado el furor entre los primeros por modificar los estatutos de autonomía de las comunidades autónomas, cuando casi nadie de sus votantes tenía ningún interés particular en eso. Son juegos de mesa de partidos políticos que los utilizan para pelearse entre ellos, con el inconveniente de que al final no quedan guardados en una caja, sino que nos afectan a todos.

Ya se aprobó en referéndum la modificación del catalán, con el voto de menos de la mitad de los votantes potenciales, a pesar de la tabarra que nos han dado los medios de comunicación.

Ahora viene el referéndum del andaluz, y claro, el presidente de la comunidad reconoce, quizá sin darse mucha cuenta de lo que dice, que "el objetivo ahora es movilizar a la gente para el referéndum".

Porque, claro, después de hacer una reforma que no interesa a nadie, es previsible que a nadie le interese ir a votar.

Apuesto a que no ponen el referéndum un domingo de sol, sin más acompañamiento.

miércoles, 1 de noviembre de 2006

Absolutismo PC

Lo más difícil suele ser explicar lo evidente, por eso hay que celebrar cuando alguien lo consigue, breve y claramente. Así José Aguilar, en Granada Hoy de hoy:

"Uno de los efectos más devastadores de la epidemia de corrección política que se abate sobre nosotros es la atribución a los colectivos perseguidos o marginados -ahora o en el pasado- de virtudes indelebles y universales que no tienen nada que ver con el motivo de su discriminación. Si los negros son víctimas del racismo más oprobioso, lo justo es combatir las actitudes racistas y garantizar la igualdad, pero lo políticamente correcto ordena que cada negro, individualmente considerado, sea maravilloso, lleve razón siempre en caso de conflicto y deba ser apoyado sin sombra de duda".

Lástima que yo pertenezca al único colectivo que existe como excepción que confirma la regla.