Entrada destacada

Melior finis quam principium

Se acabó . No tiene sentido seguir con este blog en la era de las redes sociales y de lo que vendrá. Desde ahora, trasladaré mis perpleji...

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Nueva organización escolar

Periódicamente los responsables de la enseñanza pública se reúnen y lanzan mensajes del estilo autonomía de los centros, autoridad del profesorado, normas de convivencia, implicación de las familias, simplificación administrativa, etc.; pero no hay manera de saber qué se quiere decir exactamente con esto, ni cómo se piensa lograr.

He acudido a la web www.juntadeandalucia.es/educación/nav/contenido.jsp?pag=/Contenidos/Temas-Fuerza/nuevosTF091009_roc/texto_roc&vismenu=0,0,1,1,1,1,0,0,0 (la que indican en la información del periódico) para ver de qué se trata en esta ocasión; pero da error, así que no he podido comprobar si la propuesta autonomía de los centros incluye la posibilidad de uniformar a los alumnos, de separarlos por sexos o de suspenderlos si no saben, por ejemplo; o si la implicación de las familias contempla la objeción de éstas al contenido adoctrinador de las asignaturas y enseñanzas, o su deseo de llevar a sus hijos a centros de su libre elección, por poner.

Porque ya empiezo a maliciarme que cuando a estos administradores de la enseñanza pública se les llena la boca con palabras como autonomía, implicación y convivencia, lo que realmente están queriendo decir es a pasar por el aro.

martes, 17 de noviembre de 2009

Bocazas

La política en España no consiste en hacer sino en decir, o en contradecir, o en desdecirse.

Lo acaba de explicar muy bien Antonio Muñoz Molina, ex-ministro de Cultura, quien quizá por esto dejó el Gobierno y hasta su escaño en el Parlamento.

Pienso que está en lo cierto; en mi atribulado país padecemos una partitocracia declarativa. Así nos va.

viernes, 6 de noviembre de 2009

35

Treinta y cinco días son los que llevan secuestrados los tripulantes del pesquero español mal que les pese- Alakrana. Treinta y cinco días de ineptitud, incapacidad y torpeza del Gobierno para solucionar el conflicto incluso pagando-, con el sainete judicial de la edad de uno de los secuestradores detenidos incluido.

Pero además, son treinta y cinco días de indiferencia mayúscula de la sociedad española, en particular de los habituales amos de la calle, de los firmantes de manifiestos, de los del chapapote, de los sindicatos de cinco tenedores.

Treinta y cinco días y lo que te rondaré morena. ¿No podríamos pagar el rescate con cargo a los fondos de la Alianza de Civilizaciones? Sería lo propio.

Abortos 2008

Según los datos oficiales, en España se ha cometido 115.812 abortos, un 3,27% más que en 2007. Los abortos por violación, el argumento extremo usado en su momento para abrir brecha en la defensa legal de la vida, suponen el 0,02%.

En cambio, los abortos de inmigrantes alcanzan el 43%, lo que puede indicar la enorme influencia que las condiciones socioeconómicas tienen en esta barbaridad: precisamente las más fáciles de solventar, si hay voluntad política.

En fin, no vamos mal, vamos peor, y con la reforma planteada no vamos a mejorar. Al tiempo.

jueves, 5 de noviembre de 2009

Sindicatos

Los sindicatos son como las viejas chimeneas de las grandes casas, un recuerdo de otros tiempos, un adorno perfectamente inútil. Pero ¿qué sería de una democracia sin sindicatos? Como un salón sin chimenea. Supongo que por eso los presupuestos del Estado subvencionan generosamente a los sindicatos, que no podrían existir con la sola cuota de sus afiliados: dinero del Estado, dinero de las empresas, para que unos cuantos trabajadores puedan dejar de trabajar y se dediquen a ser sindicalistas.

En España andamos en los cuatro millones de parados (4.000.000); pero de los sindicatos de clase, tan aguerridos según el estereotipo imperante, ni noticia. El único que se ha echado a la calle para protestar por la mala gestión de la crisis del Gobierno ha sido el partido de los burgueses

Uno puede suponer que, al menos, los sindicalistas están viviendo codo con codo las dificultades de los trabajadores a los que representan.

Pues no tanto. Por lo menos no Patxi San Juan, secretario de Innovación e Industria de la Comisión Ejecutiva Confederal máximo órgano de dirección- de la Unión General de Trabajadores, el sindicato de clase socialista, al que han pescado esta semana saliendo de cenar con unos amigos de El Bulli. Para los que no estén enterados, El Bulli es el mejor restorán del mundo, y el cubierto del que disfrutó San Juan cuesta 300 euros.

Uno tiene sus pequeños placeres, ha dicho el sindicalista. Pequeños no diría yo que son, aún sin contar a quién debe él el sueldo, a quiénes representa y la que está cayendo.

También a mí me gusta el buen yantar, que conste, y sé dónde hacerlo casi tan bien como en El Bulli y bastante más barato.

martes, 3 de noviembre de 2009

Zapatero

Como supongo sabe la mayoría de lectores de esta bitácora, el Presidente actual de mi atribulado país se llama José Luis Rodríguez Zapatero, y es conocido simplemente como Zapatero.

Pues bien, un amigo me envía una curiosidad extraída del Diccionario Marítimo Español de 1831, en el que aparece la siguiente acepción de la palabra Zapatero: Dícese del que maniobra ó ha maniobrado mal, ó no entiende la maniobra.

Vista la ineficacia de Zapatero para sacarnos de la crisis, por ejemplo, cualquiera podría maliciar que, puesto que algunos apellidos tienen origen en hechos o circunstancias del pasado, el mal maniobrar del Presidente puede ser cuestión genética.

Que yo no, ¡eh!, que yo creo que debió de tener un antepasado que hacía zapatos, que conste.