Entrada destacada

Melior finis quam principium

Se acabó . No tiene sentido seguir con este blog en la era de las redes sociales y de lo que vendrá. Desde ahora, trasladaré mis perpleji...

viernes, 29 de enero de 2010

La lenguaja

La burricie del lenguaje igualitario no descansa, y sus acólitos son infinitos, como los necios según las Escrituras.

Ahora es ni más ni menos que la doctísima, antiquísima y excelentísima Universidad de mi ciudad de acogida -a la que más de cinco siglos contemplan y que se codea con las del Grupo de Bolonia de igual a igual-, la que se ha lanzado con el fervor del consenso al uso del lenguaje igualitario.

Según las crónicas y uno no comprende cómo no se ruboriza el papel prensa-, la Universitas Granatensis, fundada por el mismísimo Emperador Carlos V, está distribuyendo entre profesores, personal de administración y servicios y alumnado una guía para desterrar el sexismo de los comentarios y documentos que se generen en el ámbito universitario.

La guía incluye perlas como la recomendación de que se utilicen términos como bedela o gerenta, y tan panchos y panchas.

Nada, nada, inasequibles e inasequiblas al desaliento y la desalienta, para que no se cometan más errores sexistas en el lenguaje, aunque sea a costa de cometer toda clase de tropelías ortográficas, léxicas y racionales. Los miembros y miembras de la causa de la Igualdad siguen imparables, e imparablas.

miércoles, 20 de enero de 2010

Vivir para ver

En Italia "recuperan" públicamente la figura de Bettino Craxi, antiguo Presidente del Gobierno fugado de la Justicia acusado de corrupción. En la Universidad de Sevilla aprueban que se pueda copiar en los exámenes. Loles León es indemnizada con 44.000 € por caerse en la suite de Jeremy Irons.

¿Alguien entiende algo?

viernes, 15 de enero de 2010

Sin noticias de Dios

Así titula una columnista del diario de más tirada (¿o ya no?) de mi atribulado país, su artículo sobre la tragedia de Haití. No la conozco, no sé de ella nada; pero parece no saber demasiada Teología, la verdad. Primero porque los terremotos no dependen de Dios; Dios creó un mundo sin terremotos; pero el hombre decidió hacer un mundo a su gusto, y ahí están la miseria y las desgracias de Haití, y los terremotos.

A la vista de la actitud del hombre de ir a su aire, Dios decidió quedarse con los que ayudan, antes y después del terremoto, a hacer de ese país un lugar mejor. Pero, sobre todo,  decidió quedarse con los que sufren y mueren de todos los tiempos y lugares, con los que sufren y mueren hoy en Haití.

En la medida en que los haitianos que viven fuera no tienen noticias de sus familias en Haití, sí se puede titular como hace esta periodista; pero sólo en esta medida.

lunes, 11 de enero de 2010

¡Glups!

Sí, ¡glups!, con los mismísimos por corbata, porque menuda le han montado al señor arzobispo de mi diócesis de acogida por decir en una homilía el pasado diciembre que Matar a un niño indefenso, y que lo haga su propia madre, da a los varones la licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer, porque la tragedia se la traga ella.

Si hasta le han montado uno de esos grupos de facebook pidiendo su cabeza -jurídica, por ahora-.

¡Glups! porque a mí la frase me gusta y pienso que tiene razón: como se enteren los del grupejo ese...

¡Glups!

Gente de aquí

Es una sección de mi periódico de cabecera, y es para echarse a temblar. Se supone que trata de destacar aspectos sobresalientes de hijos del terruño.

El terruño, en este caso, es pródigo en poetas; y el entrevistado de hoy también lo es, además de compositor de copla. Dice el coplero: Hay una cantera de compositores nuevos que merecen la pena conocer.

 Así, de entrada, da la impresión de que los compositores de la cantera carecen de conocimiento. Pero no, se entiende que lo que el compositor y poeta quiere decir es que hay excelentes compositores que se están abriendo camino y que vale la pena conocer su trabajo.

¡Cómo deben ser los textos de las coplas y los poemas de semejante destructor de la gramática patria!

¡Inma! Inma es la redactora de la sección de marras-, podrías haberte apiadado de nuestro ilustre compositor y haberle arreglado un poco la declaración