Entrada destacada

Melior finis quam principium

Se acabó . No tiene sentido seguir con este blog en la era de las redes sociales y de lo que vendrá. Desde ahora, trasladaré mis perpleji...

martes, 31 de diciembre de 2013

Ni bélico ni sexista

CajaGranada y la Orquesta Ciudad de Granada, con Cruz Roja y de Cáritas, han organizado la campaña “Ningún niño sin juguete”, consistente en un concierto cuya entrada se canjea con un juguete nuevo, "que no sea ni bélico ni sexista".

Con la loable pretensión de que los niños que sufren situaciones de discriminación puedan sentir por un momento que son iguales que el resto de los niños; acaban sometiéndolos a los experimentos y prejuicios de la memez buenista adulta, con lo que en el fondo, se les sigue discriminando.

Si usted pensaba llevar un balón o una muñeca, mejor quédese en casa: esos son regalos sólo para "el resto de los niños".

domingo, 29 de diciembre de 2013

Siria

¿Por qué en las noticias sobre el conflicto Sirio salen siempre y solo fotografías de los sublevados? ¿Es que los del ejército regular no se dejan fotografiar? ¿O es una manera de tomar partido?

viernes, 27 de diciembre de 2013

Leyes sí, leyes no

¿Cómo no vamos a estar hasta el mismísimo sombrero de copa de los políticos, si es que se lo ganan hasta entre turrón y turrón?

Todavía recuerdo las furibundas admoniciones de los voceros del poder cuando alguien manifestaba el más leve reparo, especialmente si se trataba de algún obispo católico, ante las leyes emanadas por los gobiernos de Zapatero: "¡Las leyes están para cumplirlas!"

Pero claro, cuando el que legisla es otro, esos mismos llaman a la rebelión. Se aprueba la LOMCE, y la omnipresente presidenta Díaz declara la insumisión de Andalucía; se avanza la reforma de la "ley del aborto", y llama a las mujeres al rechazo.

Son los mismos (y las mismas) que niegan el derecho a la objeción de conciencia.

¿Dónde queda la obligatoriedad de las leyes? ¿Dónde la soberanía popular encarnada en nuestro Parlamento? ¿Depende de lo que usted diga, señora Díaz?

jueves, 21 de noviembre de 2013

Los signos de los teimpos

El triste destino de la ilustración: la otrora celebérrima Enciclopedia Universal Ilustrada de Espasa-Calpe sigue siendo útil...; pero como soporte del proyector de presentaciones powerpoint:


miércoles, 30 de octubre de 2013

sábado, 14 de septiembre de 2013

País civilizado

Dicen que estamos en un país civilizado; pero algo huele mal aquí (no solo en Dinamarca), cuando salgo de casa y me encuentro con esto:



martes, 3 de septiembre de 2013

Reír para no llorar

Visto el panorama nacional e internacional, y para celebrar una nueva suscripción a este blog -¡milagro!, dos chistes que me han alegrado un par de mañanas, con el deseo de que os provoquen, al menos, una duradera sonrisa.



Examen de ingreso, Servicio Marítimo de la Guardia Civil:
Pregunta: ¿Cómo se para una Planeadora de contrabando?
Respuesta correcta: “Si hay que pararla, se para”.

Y...


sábado, 10 de agosto de 2013

Espionaje transparente

Obama, presidente de los EEUU, promete un "espionaje más transparente" .

Me hacen gracia estas promesas de espiar sólo un poquito, en buen plan, sin malos rollos. Me imagino a los espías llanquis con gabardina y zapatófono, para que se los identifique y tal.

El espionaje será necesario o no; pero feo, lo que se dice feo, siempre lo ha sido, es y será; y cualquiera que pretenda otra cosa nos toma por tontos: vale que me espíes, Obama; pero no pretendas que encima te de las gracias.


domingo, 19 de mayo de 2013

Infierno

Dice Alejandro Sanz, según la portada del XLSemanal de esta semana: "He estado en el infierno y no me arrepiento".

Uno de los males -importantes- de nuestro tiempo es la banalización, en concreto, la banalización del mal. Me gusta cómo canta Sanz; pero no sabe lo que dice con esa frase. Otro es que nadie parece arrepentirse nunca de nada.

Lo segundo más terrible del infierno es su duración: es infinito, es decir, no se acaba nunca, no se puede salir de él. Y desde luego, no cabe arrepentimiento.

Alejandro Sanz no ha estado en el infierno, ha estado en otro sitio -otro "estado"-, en el que lo habrá pasado muy mal; pero es como un jardín botánico comparado con el verdadero Infierno, y la comparación es infinitamente insuficiente.

Que conste que me alegro de que haya salido del "infierno".

domingo, 7 de abril de 2013

Más vale tarde que nunca

Cándido Méndez, secretario general de la UGT (Unión General de Trabajadores, el sindicato "socialista"), asegura que hay que dar un cambio profundo al sindicato.

Méndez lleva "sólo" 19 años como secretario general. Parece que por fin se ha dado cuenta.

sábado, 23 de marzo de 2013

martes, 5 de marzo de 2013

El matrimonio, los gays y el ministro

Llego un poco tarde al debate; pero es tal mi perplejidad que me veo obligado a expresarla, para ver si así me aclaro. 

El ministro del interior ha dicho, según los periódicos, si nos oponemos al matrimonio entre personas del mismo sexo, no podemos usar argumentos confesionales. Existen argumentos racionales que dicen que no debe tener la misma protección por parte de los poderes públicos que el matrimonio natural. La pervivencia de la especie, por ejemplo, no estaría garantizada.

Por más vueltas que le doy, no consigo dar con esas "creencias religiosas" que le acusan de tratar de imponer. Al contrario, el argumento no puede ser más cabalmente biológico, salvo que la interpretación "creativa" que el Tribunal Constitucional hace de la Constitución tenga la virtud de procrear.

miércoles, 27 de febrero de 2013

Carne de caballo


Me envía la foto mi hermano Carlos, y le pregunto: "¿Pero estos no se dedican a los muebles? Me contesta que a la salida hay un restaurante, famoso por sus albóndigas y sus hotdogs. (¿Se nota que no he ido nunca a un IKEA?).
Repregunto ¿hotdogs o hothorses? Aún no me ha contestado.

domingo, 24 de febrero de 2013

sábado, 19 de enero de 2013

Mentira y corrupción

"En el PP, el que la hace la paga". Esta declaración tan rotunda de la secretaria general del Partido Popular, con motivo de la enésima investigación por corrupción en partidos políticos, me llena de desazón y cabreo, porque ya no de perplejidad.

Primero porque hace falta que sea verdad. Pero sobre todo porque parece que el colmo de la virtud exigible es que quien comete un delito pague por él, y no lo que me han enseñado desde pequeñito: que lo virtuoso es ser honrado.

¡Qué cansancio, por Dios!