Entrada destacada

Melior finis quam principium

Se acabó . No tiene sentido seguir con este blog en la era de las redes sociales y de lo que vendrá. Desde ahora, trasladaré mis perpleji...

martes, 31 de marzo de 2009

Compensación del riesgo

Titula el periódico global en español: "El condón detiene el VIH"; a continuación declaraciones de autoridades en la materia, la mayoría gente que maneja mucho dinero con este asunto (onusida, fondo mundial, fondo de población...). Ninguna sorpresa con lo que dicen, los tópicos del dogma..., salvo...

Salvo, quizás, Kevin de Cock, responsable de políticas sobre el sida de la OMS: "La evidencia acerca de que el uso del preservativo masculino es que, si se usa de una manera continua y correcta, previene la transmisión del VIH."

Si se usa de una manera continua y correcta... ¿Y si no?

"Cuando se usa alguna tecnología para reducir un riesgo, como el preservativo, a menudo se pierden los beneficios asumiendo un riesgo mayor que si no se usara esa tecnología." Lo ha dicho Edwuard C. Green (National Review Online), uno de esos expertos en sida que nunca salen en el periódico global en español

miércoles, 18 de marzo de 2009

Sonrojo

Causan sonrojo los argumentos abortistas, por simples, falaces y demagógicos. Eso de que el aborto es “una controversia vieja y resuelta” desde hace veinte años y ahora sólo se busca que ninguna mujer vaya a la cárcel es pura mentira: el aborto es un delito hasta hoy y, sin embargo, no hay ni ha habido ninguna mujer condenada por consentirlo, y para entender que es una controversia no resuelta basta con tener ojos en la cara.

Por otra parte, no alcanzo a entender por qué alguien tendría que ser inimputable por el hecho de ser mujer, precisamente cuando ha colaborado en el más atroz de los homicidios.

Causa sonrojo la atribución a la Iglesia del deseo de que las mujeres que abortan vayan a la cárcel, cuando es palmario es que lo que quiere y en lo que está es que no aborten.

Como causa sonrojo atribuirle un silencio cómplice cuando gobernaban otros porque eso es sencillamente falso (
La Familia, santuario de la vida y esperanza de la sociedad, por ejemplo), o la acusación de ir por un camino “distinto del de la sociedad”, porque hay mucha “sociedad” que estamos contra el aborto, y porque la Iglesia sigue su camino, como es lógico y se le debe demandar.

Y causan sonrojo porque son argumentos de foro de preadolescentes, de no-pensamiento.

Talleres de duelo

Primero fueron las bodas por lo municipal, luego las primeras comuniones laicas, ahora los talleres de duelo, que según sus promotores, están teniendo un éxito arrollador (son gratis).

Se conoce que quitar a Dios de en medio tiene su precio, no se puede hacer así como así, hay que buscarle sucedáneos.

Puede que sea porque Dios constituya una honda necesidad del hombre

martes, 17 de marzo de 2009

Contorsionismo

Hay que ver qué contorsiones tienen que hacer los que no quieren o pueden referirse a Dios o al Cielo que nos tiene prometido si queremos-. Desde los que se dirigen a algún recientemente fallecido con aquello de donde estés, a los que apoyan a quienes sufren una desgracia con lo de les envío toda mi fuerza, como si fueran caballeros Jedai.

Resulta tan poco anatómico que hasta personas sumamente agiles con el lenguaje como Francisco Ayala se las ven y se las desean para dar gracias. Doy gracias al mundo por haberme consentido seguir adelante, parece ser que ha comunicado a sus fieles con motivo de su 103 cumpleaños.

Me ha hecho recordar la canción de Violeta Parra, Gracias a la vida (que me ha dado tanto); pero claro, ¿y quién nos da la vida?, nuestros padres, ¿y a estos?, sus padres, ¿y a estos? Si se sigue por ahí igual acabamos en Dios sabe dónde. Así que mejor gracias al mundo.

Pero ¿quién creó el mundo?

Mucha contorsión lingüística para acabar en el mismo sitio; pero con las vértebras hechas polvo.

lunes, 16 de marzo de 2009

El hereje Galileo

El afán de algunos por arremeter contra la Iglesia católica es tan desmesurado que se les ve el plumero, incluso en este mundo tan confuso.

Ya hace unos años a un columnista entonces muy afamado se le fue la pluma y escribió que Galileo Galilei murió quemado en la hoguera. Trató de salir de tamaño error balbuciendo no sé qué problemas de espacio que obligaron a recortar su columna...

Hace unos días, el diario de más tirada -por ahora- de mi atribulado país aprovechó el aniversario del primer día en que Galileo miró por un telescopio -o algo así-, para titular a toda página, bien gordo "El hereje Galileo...".

Como el hecho de que Galileo Galilei no fue nunca un hereje es palmario, y más a estas alturas del estudio de su figura, se hace difícil imaginar que pueda tratarse -otra vez- de un error.

Quizá se trate de mentir con mala intención; pero líbreme Dios de pensar mal de la prensa seria e independiente...