Entrada destacada

Melior finis quam principium

Se acabó . No tiene sentido seguir con este blog en la era de las redes sociales y de lo que vendrá. Desde ahora, trasladaré mis perpleji...

martes, 22 de febrero de 2011

Sobre la prohibición de fumar

Este es el comentario más votado de un periódico digital sobre la nueva prohibición de fumar en lugares públicos  
 
Creo que voy a tener que reformar mi local otra vez con la nueva Ley : no habrá música ni tele, para no tener que pagar a la mafia de la SGAE y no se podrá fumar, ni llevar crucifijos, ni hablar de caza o toros y sólo se servirán zumos y pinchos vegetales; pero para atraer a la clientela juvenil pondré montones de preservativos, un punto de dispensación de la pildora del día despues y folletos sobre clinicas abortistas y lo dividiré en compartimentos más o menos intimos para que las parejas de chavales puedan "intimar". ¡¡Todo legal!! ¡¡Anticonceptivos y abortos a granel gratis total, pero no me fumen que me arruinan la sanidad pública!!


Para mi gusto le ha faltado alguna referencia a que no podrá servir coñac VETERANO, porque es cosa de hombres y alguien se puede molestar. 

viernes, 18 de febrero de 2011

¿Solución

De un colegio de Zaragoza, dicen. No cambio ni una coma. En un examen de Química:


Pregunta: ¿Cual es la diferencia entre una solución y una disolución?
Respuesta de un alumno:


SI METEMOS A DOS DE NUESTROS POLÍTICOS EN UN TANQUE DE ÁCIDO, SE DISUELVEN. ESO ES UNA DISOLUCION.


PERO SI LOS METEMOS A TODOS, ¡ESO ES UNA SOLUCIÓN!

martes, 15 de febrero de 2011

Libertad entre rejas

Daría para un blog ella solita, si tuviera tiempo y ganas lo haría. Se llama Plaza de la Libertad, está justo detrás de un gran edificio de oficinas de la Junta de Andalucía, al lado de Puerta Elvira, una plaza dura y despejada. Ya hablé de ella cuando, para protegerla del vandalismo, el ayuntamiento proyectó vallarla y encerrarla por las noches, toda una alegoría de la eterna tensión entre libertad y seguridad.


Meses después, al fin, la plaza ha sido vallada. Era de esperar que la Educación para la Ciudadanía hiciera innecesaria esta drástica medida; pero no. Las vallas se han alzado dejando a la plaza en libertad condicional.


Pero he aquí que alguien ha derribado la valla. Y van dos. Ahora las rejas que encierran la Plaza de la Libertad tendrán vigilancia, al menos hasta que fragüe el anclaje.


Por cierto, ¿saben de dónde procede la verja en cuestión? Sí, lo han adivinado, de una antigua cárcel.

Ridículo

Cuando mi madrina -que en el Cielo está- intuía mi intención de cortar un inmenso filete para hacerlo asequible a mi capacidad deglutora, exclamaba invariablemente: ¡no seas ridículo! Y plantificaba el filete entero en el plato, y no había más que hablar -solo quedaba comer-.


Por eso me saca de quicio esta época plagada de ridiculeces. Veamos, se hace una obra de infraestructura de muchos euros y supuestamente muy necesaria en mi ciudad de acogida, aparecen cuatro piedras de cuando los romanos -cuatro, no un acueducto-, o cuatro ladrillos de una plaza de toros del s. XVIII, y se para todo hasta estudiar, catalogar y ver cómo salvar el resto arqueológico de marras, mientras la iglesia de San Jerónimo, joya renacentista, se cae a pedazos.


Se pone en marcha la construcción de edificios para usos culturales que luego no se pueden acabar o, acabados, usar por falta de dineros, mientras otros, ya construidos y monumentales, yacen en la incuria. Para colmo, la lista de BIC (bienes de interés cultural) crece incontenible, como si con esto bastara para que a una olvidada torre de vigía más meada que un urinario le crezcan las almenas.


Basta que fallezca un presunto prócer de las artes que sean para que a nuestros políticos de boina y alpargata se les llene la boca de proyectos de museo del cante, premio de poesía, exposición retrospectiva y demás celebraciones de la mediocridad (Mr. Incredible dixit). Mientras, cada pueblo, cada barrio, cada valle a presumir de museo del esparto, centro cultural de la memoria lugareña y centro de interpretación de la rana verde (eso que inteligentemente no quería ser Gustavo, porque lo confunden con la hierba y le pisa la gente).


La actividad estrella en estos momentos en el Centro de Estudios Lorquianos de Fuente Vaqueros -solar natal de Federico García Lorca-, construido a tutiplén con fondos FEDER, es, lo juro, el kick boxing.


La memez de los ricos es infinita, la de los nuevos es ricos es, además, ridícula.

Ceremonia de inanidad

Es de suponer que la diplomacia actúa calladamente, porque si nos atenemos a lo que flota en la superficie de la política internacional, el todo y la nada son lo mismo: nada. Repasemos el tono de las tomas de posición de ministra de exteriores, presidente y otros gobernantes patrios ante las revueltas del norte africano: "Apoyamos la realización de reformas"; "los cambios deben realizarse de forma pacífica"; y el primer premio: "constatamos que hay una situación de inestabilidad".


A la inanidad se suma la cursilería, con esos corazoncitos y esas flechitas que unieron ayer, San Valentín, esas revueltas con los conceptos sacrosantos de Libertad y Democracia. Si en Túnez han derribado al dictador y han alcanzado la libertad y la democracia, ¿qué hacen tantos miles de tunecinos huyendo en barca hacia Italia, gobernada por el pérfido Berlusconi?