sábado, 6 de febrero de 2010

Vacas fugitivas y bibliotecas deportistas

No puedo seguir leyendo el periódico sin escribirlo, porque hoy está sembrado de humor (negro). Las vacas que un ganadero de Sierra Nevada deja sueltas han provocado ya toda clase de daños, accidentes de tráfico incluidos; pero la delegación de Agricultura de la Junta no consigue multarle, porque no logra pillar a las vacas in fraganti : cuando llega el aviso de un vecino y el inspector se traslada al sitio, la vaca ya no está, declaran, al contrario que el dinosaurio de Monterroso.

Otra perla. Acaban de dedicar una biblioteca al gran y encumbrado ex Rector granadino Gallego Morell. Todo un reconocimiento de su conciudadanos, que han considerado que su figura y talla intelectual alcanza un alto honor dando nombre a la biblioteca de una facultad universitaria, la facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Vivat Academia, vivant profesores.

Publicar un comentario