viernes, 8 de octubre de 2010

Libertad enjaulada

El Ayuntamiento de mi ciudad de acogida va a vallar la Plaza de la Libertad, a petición de los vecinos, de modo que pueda quedar cerrada por la noche y protegerla del vandalismo.

¿Una metáfora?

En la eterna pugna entre seguridad y libertad, el declinar de la educación -de la civilización- lleva al triunfo de la primera. Se empieza por poner cámaras por todas partes, luego le toca a las plazas (¡las ágoras públicas!), ¿después...?