Entrada destacada

Melior finis quam principium

Se acabó . No tiene sentido seguir con este blog en la era de las redes sociales y de lo que vendrá. Desde ahora, trasladaré mis perpleji...

jueves, 9 de diciembre de 2010

Malos tiempos para los piscolabis

Las crisis pueden con todo; aunque hay cosas, como las cuchipandas navideñas, que se resisten a morir como gato panza arriba. Si no, que se lo cuenten a los empleados de la Diputación de mi provincia de acogida, que tienen la negra.

Aún resuena de Playa Granada a los Collados de La Sagra el revuelo de hace un año provocado por la "desaparición" de los 24.000 € recaudados para la cena de Navidad de los trabajadores de la benemérita institución (que tuvieron que ayunar), cuando los sindicatos se han visto obligados a salir al paso de una nueva convocatoria etílico-comercial, recordando la petición que hicieran de suprimir radicalmente todo tipo de gastos suntuarios.

De un día para otro, en Diputación han vuelto a quedarse compuestos…, y sin ágape.