miércoles, 18 de enero de 2012

Aplauso equívoco

Anteayer, los miembros de la agrupación local de mi ciudad de acogida de determinado partido político, recibieron con una "calurosa ovación" el anuncio de la suspensión del acto, debida a que el líder que debía comparecer se había quedado atrapado por el temporal de nieve a mitad de camino.

Según la secretaria general provincial, el aplauso demuestra el cariño al líder  bloqueado y la unión de la agrupación partidaria. Es un modo de verlo. A otros podría mosquear que en lugar de mostrar decepción se aplaudiera.
Publicar un comentario