martes, 22 de marzo de 2016

Hacer el bien

Hace unos días me pareció leer unas declaraciones atribuidas a Fernando Giménez Barriocanal, Vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española, valorando lo recaudado por la Iglesia católica española vía declaración de la renta.

Quede claro que el sistema me parece plenamente satisfactorio.

Lo que ya no lo es tanto es lo presuntamente declarado por Barriocanal, algo así como que, para que se lo quede Montoro -Ministro de Hacienda-, mejor darlo a la Iglesia para que lo emplee en hacer el bien.

No tengo nada que objetar al bien que hace la Iglesia con el dinero que le damos los ciudadanos, todo lo contrario. Pero un alto responsable de la CEE debería ser muy cuidadoso con sus apreciaciones, puesto que, en principio, el dinero de nuestros impuestos se destina a hacer el bien, por eso lo entregamos, en aras del bien común; y así es siempre, salvo corrupción.

Y, en cualquier caso, Barriocanal debería saber que no es buena idea morder la mano que te da de comer, aunque sea solo un poco. 
Publicar un comentario