jueves, 17 de abril de 2008

Desnudos ruinosos

Uno de tantos "desnudos por una buena causa", el de unas mujeres de un pequeño pueblo que se apuntan a la moda de los calendarios con morbo para conseguir recursos para un centro de ocio para sus hijos. Todo el "mundo mediático" se hace eco del asunto, más bien del morbo del asunto, y ellas, tan modernas y deprejuiciadas, van y multiplican la tirada.

Pero ha pasado el momento, ya no tienen gracia, su calendario se ha vuelto ridículo, casposo, transcurridos los minutos de celebridad.

Y ahora deben 18.000 euros a la imprenta.

Y una cifra inconmensurable por su dignidad perdida.