martes, 20 de mayo de 2008

Más vueltas con la ideología de género

Sigo con el artículo anterior y me topo con un tal John Money, gran profeta de la identidad de género. Para este insigne psiquiatra, la sexualidad es psicológicamente indiferenciada en el momento de nacer, y como el género es una construcción cultural, hay que tener mucho cuidado con lo que se hace con el recién nacido.

Pues parece que la Ministra de Defensa de mi atribulado país, doña Carme Chacón, no ha leído a Money, a pesar de formar parte de la vanguardia de un gobierno a la vanguardia de la perspectiva de género, porque acaba de dar a luz un niño biológicamente hablando- al que se ha apresurado a llamar Miquel como su padre-, con lo que está empezando a imponer a la pobre e indiferenciada criatura una identidad de género y un rol de género masculinos.

La cabra sigue tirando al monte; mientras una pacifista siga aceptando ser Ministra de Defensa y las feministas sigan llamando a sus hijos Miquel, Pere o Antoni y a sus hijas Yolanda, Montse o Mari Pepa, estaremos salvados (o no).