lunes, 20 de abril de 2009

Divorcio, dinero y natalidad

Veo este blog un poco parado..., señala Robert Redford, y con razón; y no es porque no haya que comentar, no. Por ejemplo, he leído estos días cosas como que con la crisis los divorcios disminuyen en España un 30%, que somos el segundo país que mejor acepta el divorcio (del mundo, ojo), y que el índice de natalidad sigue en aumento por estos barrios.

¿Quién lo entiende?

A simple vista parece que muchos divorcios se deben a razones tan fútiles que un poco de falta de liquidez las relega a segundo plano: se entiende que con este planteamiento el divorcio nos parezca guay. ¿Tengo dinero? Me divorcio. ¿No lo tengo? A esperar que pase la crisis.

He estado estos días atrás con un buen puñado de chavales de quince y dieciséis años, y lo que he visto en cuanto a las consecuencias en estos chicos del divorcio de sus padres no es tan guay.

Por último, aunque no menos importante: pese a la crisis, la natalidad aumenta. ¿No era la falta de dinero la causa de que los españoles y españolas no tuvieran los hijos que decían querían tener? Quizá el motivo sea otro

Este blog, se mueve poco, cierto; pero se mueve (Galileo dixit).

Gracias, Robert.