Entrada destacada

Melior finis quam principium

Se acabó . No tiene sentido seguir con este blog en la era de las redes sociales y de lo que vendrá. Desde ahora, trasladaré mis perpleji...

viernes, 10 de julio de 2009

Sin límites

Tenemos la ventaja de que no nos pesan ni dioses, ni banderas ni religiones.

La frase es de Eduardo Madina, secretario general del grupo parlamentario del partido socialista en el Congreso.

Me pregunto para qué es esa ventaja; ¿para hacer lo que se quiera sin ningún compromiso?, ¿para ir a ciegas sin ninguna referencia? ¿para chocar con la realidad sin amortiguadores?

Porque dioses, banderas, religiones, naturalezas, es decir, realidades, están ahí, y son tercas.