Entrada destacada

Melior finis quam principium

Se acabó . No tiene sentido seguir con este blog en la era de las redes sociales y de lo que vendrá. Desde ahora, trasladaré mis perpleji...

domingo, 9 de julio de 2006

Un collar de perlas

Entre las anécdotas que pasarán a la pequeña historia del V Encuentro Mundial de las Familias que acaba de finalizar, descollará sin duda la que refleja la memez del Secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda. Como es costumbre, el Papa regaló ayer a la vicepresidenta y a la cantarina -es cantante de coro- mujer del presidente del Gobierno sendos rosarios. A la audiencia gubernamental entraron el presidente, su cantarina mujer, la vicepresidenta -el Papa dijo: "Usted es la que lleva las relaciones entre la Iglesia y el Estado, estamos en buenas manos" (reitero lo escrito ayer)- y... Moraleda. ¿Qué pito -perdón- tocaba Moraleda en esa fiesta?
Me viene a la mente aquello de "Cuando os inviten a una boda, no os sentéis en los primeros puestos...". Sin embargo, Moraleda sí que quería sentarse delante, y hacerse la foto con el Papa, para su álbum de recuerdos, supongo. ¿Cuándo se habrá visto este inoperante agrario en otra? En fin, que cuando Sonsoles y Mari Tere recibieron el bendito instrumento de plegaria -cada Avemaría es una "perla de oración"-, Moraleda lo miró y vio... un collar de perlas con una Cruz. Bendito sea Dios, que en su infinita misericordia permite que semejante zote ocupe el puesto que ocupa.