sábado, 29 de julio de 2006

Yo para ser feliz quiero un avión

Cantaba Loquillo "Yo para ser feliz quiero un camión...", himno inolvidable para aquellos a quienes alguna vez nos gustó el rock del bueno (lo digo porque ya no se hace buen rock, en mi opinión). A nuestro presidente y a su cantarina mujer no le bastaba un camión o un avión de línea regular pagado de su bolsillo (es decir, de nuestro bolsillo), para irse de rebajas a... ¡¡¡Londres!!! Por eso, se sintió feliz demostrando su poder (cerebro pequeño, corazón aún más pequeño, cuando tiene que hacer demostraciones de poder) y diciéndole a su ayudante: "Oye, Moraleda, que me prepares un avión, pues" (dígase con acento vasco, que hablar con Otegui tiene su liturgia). Y allá que se fue, a comprar mermelada a Harrod's (hay que ser paleto), y a las rebajas de la tienda londinense de... ¡¡¡¡ZARA!!!! ¿Es que no hay suficientes Zara en España? ¿Es que no hay mermeladas inglesas en El Corte Inglés? Vaya tela.