jueves, 14 de diciembre de 2006

Aquí yace Robert Peckham

Cuando leo a los laicistas proclamar su credo como única opción posible para una vida pública democrática, me acuerdo del epitafio que Reggie Balfour envió al gran Maurice Baring, porque me parece expresivo de cómo podemos llegar a sentirnos los ciudadanos con otras creencias.

La tumba se encuentra en la iglesia de San Gregorio, en Roma, y el epitafio reza los siguiente:
Aquí yace Robert Peckham, inglés y católico, quien tras la ruptura de Inglaterra con la Iglesia, marchó de Inglaterra, donde no podía vivir sin fe; y, llegado a Roma, allí murió por no poder vivir sin patria.