domingo, 17 de diciembre de 2006

¿Por qué esperar?

Maurice Baring (Collected Poems, Londres 1925) a las puertas de la conversión al catolicismo, por si ayuda a quienes ante el caos y la vaciedad reinante no acaban de atreverse a volver a la estancia de un Rey que es amigo y nos da la bienvenida.

Un día oí un susurro: «¿Por qué esperar?
¿por qué quedarse en las puertas?
¿por qué alimentar la llama de otra antorcha?
El fuego está ahí, ardiendo tras la puerta.

¿Por qué tiemblas, alma necia? ¿por qué dudas?
Tu llamada se oirá, por débil que sea».
Llamé y me llegó rauda la respuesta
invitándome a entrar en esta estancia.

Me encontré en un sitio conocido
en el que mi alma herida comenzaba a sanar;
conocía la sonrisa de cada rostro hace tiempo perdido...

A quienes olvidé me recordaban;
me arrodillé y vi –en todo su esplendor-
a un Rey que era mi amigo dándome la bienvenida.