viernes, 14 de diciembre de 2007

Pagar por donar

Que los derechos generan obligaciones es un principio jurídico tan comprobado que deberíamos andarnos con pies de plomo a la hora de ir por ahí "extendiendo derechos" como si fuera propaganda callejera. Pero la gente no cae, no, aquí todo el mundo tiene derecho a esto y lo otro, como si las obligaciones consecuentes fueran a recaer en una entidad patafísica.

No cae, hasta que le toca. a Mr Andy Bathie, un londinense que donó esperma a una pareja de lesbianas, le exige ahora la Agencia de Ayuda a la Infancia del gobierno británico que se haga cargo de la manutención de dos hijos.

La pareja de lesbianas se rompió y la madre "se ha visto forzada" a exigir que bien el padre, bien la Agencia se hagan cargo de compensar su mengua de ingresos.

La Agencia, claro, le saca la pasta al incauto donante. Y la otra lesbiana se va de rositas.