jueves, 13 de marzo de 2008

Silencio vergonzoso

Hace ya 13 días que el arzobispo de Mosul, monseñor Paulos Faraj Rahho, permanece secuestrado por islamistas en Irak.

¿Dónde están los adalides de la Alianza de Civilizaciones? ¿Dónde Amnistía Internacional? ¿Dónde la denuncia de los medios de comunicación?

Alrededor de la comunidad cristiana de Irak, y de su arzobispo de Mosul, sólo hay violencia y silencio.

¡Me dais asco, señores de este mundo!
Publicar un comentario