lunes, 8 de septiembre de 2008

Poli bueno, poli malo

Crecí al amparo, entre otros defensores de la ley, de Starsky y Hutch, la pareja poli bueno-poli duro del coche rojo con el rayo blanco.

Los políticos que gobiernan mi atribulado país deben haber visto también esta serie de televisión.

La Vicepresidenta del gobierno anunció ayer que el debate sobre la reforma del aborto se va a realizar de forma serena, y que todo el mundo debe tener la tranquilidad de que va a ser escuchado y de que se va a buscar el máximo consenso.

Poli bueno.

Hoy, el vicesecretario del partido gobernante (socialista) asegura que la reforma saldrá adelante porque ni las políticas antisociales del PP (oposición) ni la jerarquía eclesiástica les pararán.

Poli malo.

Publicar un comentario