viernes, 6 de noviembre de 2009

35

Treinta y cinco días son los que llevan secuestrados los tripulantes del pesquero español mal que les pese- Alakrana. Treinta y cinco días de ineptitud, incapacidad y torpeza del Gobierno para solucionar el conflicto incluso pagando-, con el sainete judicial de la edad de uno de los secuestradores detenidos incluido.

Pero además, son treinta y cinco días de indiferencia mayúscula de la sociedad española, en particular de los habituales amos de la calle, de los firmantes de manifiestos, de los del chapapote, de los sindicatos de cinco tenedores.

Treinta y cinco días y lo que te rondaré morena. ¿No podríamos pagar el rescate con cargo a los fondos de la Alianza de Civilizaciones? Sería lo propio.

Publicar un comentario