lunes, 23 de junio de 2008

Estatalismo

Dice la Delegada de Educación de la Junta de Andalucía en Granada, ante cierto conflicto por los conciertos (dinero) con centros educativos privados, que No podemos pagar dos plazas escolares para que un niño elija la concertada.

Lo que calla la Delegada es que la plaza que sobra es la de la escuela pública, porque los padres, que son los que deberían poder decidir, prefieren la escuela privada concertada para sus hijos.

Se supone que la Delegada está para hacer posible el ejercicio de los derechos y obligaciones de los ciudadanos, no para estorbarlo. Pero claro, ¡cómo va la Delegada a reducir las plazas sobrantes en la escuela pública!

Eso sí, aquí estamos pagando un Ministerio de Educación, una Consejería autonómica de Educación y una Delegada de Educación en cada provincia. Con razón no queda dinero para que los padres lleven a sus hijos a los colegios de su elección.

Publicar un comentario