viernes, 4 de septiembre de 2009

Batallón electoral

La conversión del Ejército Español en una especie de ONG de Cooperación Internacional es algo avanzado y notorio; aunque la dura realidad es que, sobre el terreno, acaba teniendo que combatir, es decir, disparar. Matar.

Ayer, una compañía del Batallón Electoral combatió durante seis horas para repeler un ataque talibán en Afganistán, sector de Badghis, causando trece bajas al enemigo, según está por confirmar. Curioso nombre el del batallón para una acción bélica; claro que la Ministra de Defensa calificó antes de ayer como bandidos a estos talibanes capaces de sostener el fuego durante tanto tiempo.

La base de operaciones, en Qala-i-Nao, pertenece al Equipo de Reconstrucción Provincial; aunque el nombre parezca indicar que se trata del asentamiento de la empresa constructora, es en realidad un campamento del ejército-ong nuestro.

Con estos nombrecitos, no me extraña que los bandidos talibanes se crezcan y nos ataquen: deben de creer que se trata de una cuadrilla de albañiles y secretarias de juzgado.