lunes, 17 de abril de 2006

Orgullo republicano

Mi admirado De Prada se atreve con todo. Ya dije que yo NO miro a la II República con orgullo, en Orgullo republicano expone alguno de los motivos que comparto, y al final se pregunta:
¿Son éstos los motivos de «orgullo y satisfacción» que nos brinda aquella etapa siniestra? Estas celebraciones mentecatas que hoy nos mantienen entretenidos, ¿no prefigurarán algo mucho más grave, cuya magnitud aún no logramos, o no nos atrevemos a atisbar?

Yo la atisbo, por eso NO me gusta.