martes, 30 de enero de 2007

Arma de destrucción masiva

Esta vez es Carlos Hernández, en su viñeta Orceman de ayer, que procuro no perderme ningún día.

Están dos prehistóricos hombres de Orce contemplando el infinito una noche serena; uno le dice al otro:

"Hemos creado una de las más sutiles armas de destrucción masiva... una plaga mortal e inexorable, peor que cualquier terremoto o tsunami... la chapuza...".

Verdad.
Publicar un comentario