viernes, 25 de mayo de 2007

Hemorragia

Crispación política, corrupción urbanística, violencia de "genero", acoso escolar, aborto libre (de hecho), eutanasia encubierta, botellón, consumo de estupefacientes, mafias del Este, accidentes laborales, contratación de ilegales, televisión basura, fracaso educativo, ínfima tasa de natalidad,
crisis del modelo de Estado, terrorismo, nacionalismos separatistas, descristianización...

Y ahora el IPF (Instituto de Política Familiar) advierte que España se convierte en el país de la Unión Europea con mayor tasa de divorcios por habitante (51%).

Parece que estamos desangrándonos por todas las heridas.

Ni siquiera el fútbol va bien para todos (¡aúpa Aleti!).
Publicar un comentario