miércoles, 1 de octubre de 2008

Ultracatólico

Mi carta publicada el domingo 28 en IDEAL:

Sr. Director:

Ultracatólico, así define en portada y en el interior su periódico al nuevo presidente del CGPJ y del Supremo. Tildarle de “muy religioso” ya me parece una intromisión ilegítima en la intimidad de la persona; pero hacerlo de ultracatólico, como hace su periódico, me parece difamatorio, por el inequívoco carácter negativo que el antecedente “ultra” tiene en estos casos.

Por otra parte, uno puede ser más o menos piadoso, practicante, etc., siempre con la dificultad de definir dónde está el más o el menos; pero católico se es o no se es. En cualquier caso, es esta una cuestión para dilucidar en una entrevista, un apunte biográfico o cosas así, si el entrevistado se aviene a tratarla, y probablemente como una más entre otras, quizá sin ser la más destacable; pero no me parece que deba formar parte de una información, de una noticia sobre una cuestión institucional y profesional, en la que deben valorarse méritos y capacidades, más que juzgar intenciones en función de las creencia religiosas.

Como lector diario de su periódico, sepa que me ha molestado el modo en que se ha tratado esta información, que parece hecha a rebufo de la pauta marcada por otros diarios en función de sus intereses partidarios, cuando IDEAL puede presumir de estar por encima de adscripciones que desfiguren su trabajo periodístico.

Atentamente,

Publicar un comentario