Entrada destacada

Melior finis quam principium

Se acabó . No tiene sentido seguir con este blog en la era de las redes sociales y de lo que vendrá. Desde ahora, trasladaré mis perpleji...

martes, 23 de junio de 2009

Progrégrado

Ahora es el mismísimo Presidente de mi atribulado país, a cuenta de la energía nuclear; pero sirve de ejemplo para cualquier otra cosa, la crisis, por ejemplo.

Las declaraciones se perpetraron en el programa de la Cuatro TV Las Mañanas de 4, conducido por Concha García Campoy (17-06-2009):

1. "En el mundo sólo hay 1 central nuclear en funcionamiento con más de 40 años y se va a cerrar dentro de 2. Es en el Reino Unido"

La realidad es, según Nuclenor, empresa propietaria de la central nuclear de Garoña:

En Estados Unidos hay actualmente una central nuclear que ha superado los 40 años (Oyster Creek) y tiene permiso de funcionamiento hasta los 60 años. Existen otras 8 centrales en Estados Unidos que tienen actualmente entre 38 y 39 años y han recibido autorización para operar hasta los 60 años. Otras 2 centrales nucleares suizas, que llevan operando más de 38 años, disponen de permiso de operación indefinido.

2.- "En el mundo sólo hay 6 centrales nucleares que tienen un escenario de prórroga para sobrepasar la edad de 40 años"

La realidad es:

En el mundo hay actualmente 58 centrales en operación con permiso para operar hasta los 60 años. Otras 19 centrales en Estados Unidos están a la espera de recibir la autorización para operar hasta los 60 años.

3.- "Sólo hay 1 central nuclear en construcción en el mundo"

La realidad es:

En el mundo hay actualmente 50 centrales en construcción y 51 en proyecto.

4.- "Cuando llegamos a una central con 4 décadas de funcionamiento, la norma ha sido que deje de funcionar, la excepción es la prórroga"

La realidad es:

En Estados Unidos, de las 104 centrales en funcionamiento, hay 54 que tienen autorización para operar hasta los 60 años y 19 más que están en proceso de

evaluación. Es decir, un 70% del parque nuclear de Estados Unidos está en el proceso de operación hasta los 60 años.

Uno es esclavo de sus palabras y dueño de sus silencios, salvo en mi atribulado país.