miércoles, 29 de octubre de 2014

Bendita infancia

Ayer me preguntó un crío de once años de qué me iba a disfrazar en "jalogüín". Él, me dijo, se iba a poner una capa de demonio, otra encima de Drácula, una máscara de "escrim" y una hoz en la faltriquera para destripar a las niñas.

Un encanto.


Publicar un comentario