Entrada destacada

Melior finis quam principium

Se acabó . No tiene sentido seguir con este blog en la era de las redes sociales y de lo que vendrá. Desde ahora, trasladaré mis perpleji...

viernes, 18 de enero de 2008

El Majo vestido

Siempre es un consuelo oír a un galán tan carismático como Brad Pitt decir en una de sus últimas entrevistas: "No volveré a desnudarme en una película para no avergonzar a mis hijos. No quiero estar en un aprieto cuando mis niños crezcan lo suficiente para ver mis películas".

Sin duda, es otra de las ventaja de casarse y tener hijos, que ayuda a dejar de hacer tonterías.

Aunque no estaría mal que pensara que, desnudándose, se degradaba a sí mismo y avergonzaba a muchas otras personas.

A ver si no queda aquí y traslada este buen propósito a más aspectos de su vida profesional.

¡Ánimo, Brad!