Entrada destacada

Melior finis quam principium

Se acabó . No tiene sentido seguir con este blog en la era de las redes sociales y de lo que vendrá. Desde ahora, trasladaré mis perpleji...

viernes, 13 de abril de 2007

El arte de amar

"Nos referimos a amar como amor inteligente, porque existe una decisión racional, es querer querer, no solamente sentir. Como consecuencia de ese amor inteligente, de ese querer querer, hacemos cosas que son buenas para los demás y para nosotros, y ahí crece el sentimiento y no al revés como nos quiere hacer creer el sentimentaismo, que primero es el sentimiento y luego la decisión".

Nuria Chinchilla (Dueños de nuestro destino, Ariel).

¿Y si probamos?