Entrada destacada

Melior finis quam principium

Se acabó . No tiene sentido seguir con este blog en la era de las redes sociales y de lo que vendrá. Desde ahora, trasladaré mis perpleji...

martes, 24 de abril de 2007

Profecías

Ayer me leía un amigo una serie sorprendente de vaticinios del gran G.K. Chesterton, que a principios de siglo XX era el único que veía que Hitler era un peligro, que el comunismo era un peligro más grande, que devoraría naciones, pero sin poder acabar con ellas; pero que el enemigo mayor estaba en casa, como es el relativismo de hoy; predijo el control de natalidad, el culto al cuerpo, los ritos del deporte y que nuestra única ideología iba a ser la dieta.

Entre estas y otras cosas más, anunció que las instituciones que más iban a crecer era las cárceles.

Hoy leo en el periódico que la población reclusa en España ha superado las 65.000 personas, creciendo lenta pero inexorablemente.

Un auténtico profeta.