viernes, 1 de agosto de 2008

Se encendió la bombilla

En plena crisis económica, el gobierno de mi atribulado país ha entrado en fase diarreica de medidas de reactivación económica. La última ha sido luminosa: promete repartir 400.000 bombillas de bajo consumo (dos por hogar), para que disminuya la factura eléctrica. Así, con dos bombillas.

La portavoz de la oposición está empeñada en ir poco a poco ganando mis simpatías con sus declaraciones; la que viene al caso ha sido: La medida económica de la semana ha sido la de un hombre, una bombilla.

En cualquier caso, estoy ansioso por saber dónde tengo que ir a recoger mi parte alícuota de bombillas, o si me las envían a casa.